Democracia en riesgo


Enero 17, del 2012

Ningún sistema democrático puede preciarse de tal, si carece de un marco mínimo de libertades de prensa, de información y de expresión. La decisión y la voluntad de los ciudadanos deben estar formadas con base en la información más amplia, suficiente y oportuna sobre los que pretenden gobernar y aun de los que ya gobiernan.

La democracia, como sistema político, no sólo consiste en acudir a votar en una urna el día de la elección, también significa la participación activa de los votantes en los gobiernos que eligen.

Etimológicamente significa el gobierno del pueblo, es decir, la intervención de la base popular en la toma de decisiones del rumbo de la sociedad. Pero depende de qué se entiende por ese pueblo compuesto por ciudadanos y hasta dónde llega el conjunto de los que intervienen en el quehacer de gobernar.

Podemos ir hasta la polis griega basada en la contradicción del amo y del esclavo, o partir de los principios emanados de la Revolución Francesa que hacían irrumpir las fuerzas del pueblo, en contra de los privilegios de los señores feudales, proclamando la igualdad política en la sociedad civil.

La democracia tiene que ver con la capacidad de reunión, de asociación, de elección. Democracia implica participación. Para ejercer la democracia se necesita acceso a la información; y es indispensable que exista respeto al disenso, a las minorías y a su expresión.

El politólogo, sociólogo, investigador, escritor y docente, Giovanni Sartori, en su obra ¿Qué es la democracia? (1977, Editorial Patria), afirma que la multiplicidad de los medios de comunicación es uno de los rasgos esenciales de la democracia defensora de la libertad. Y el problema de una opinión pública escasamente interesada en los asuntos públicos es uno que afecta a las democracias actuales.

Comienza el autor esta parte de su libro diciendo que la opinión pública es aplicable sólo dentro de un sistema democrático y que esa opinión está sostenida en tres supuestos: libertad de pensamiento, libertad de expresión y policentrismo de los medios.

Bueno, pues nada de esto funciona o deja de funcionar ante afanes poco entendibles, en el sentido de controlar, sancionar y limitar la libertad de pensamiento, de expresión y de difusión. La reciente actividad del IFE en nuestro país, y particularmente en Chihuahua, me preocupa. Advierto una clara tendencia a estos afanes poco democráticos, y menos de beneficio social, en los que el árbitro electoral pretende censurar hasta la forma de respirar de los candidatos, de los medios y de los comunicadores.

Afirma Sartori que para que la democracia funcione, los ciudadanos de un país deben estar suficientemente informados de las opciones políticas, de las ofertas de candidatos y de todo aquello que guarde relación directa con el tema político.

Cómo se puede lograr todo eso, en México, si el IFE ha decidido intervenir en la clasificación de lo que es bueno o no para los electores, en decidir si los debates entre precandidatos se pueden o no hacer, y vaya, en el colmo de la soberbia y ceguera, hasta decidir lo que debe ser el contenido informativo de la noticia política.

La reforma a la ley electoral del 2007, que canceló la posibilidad de que partidos y candidatos contrataran publicidad en los medios de comunicación, y que con el pretexto de “salvaguardar” el honor y la buena imagen de los políticos, prohibió las descalificaciones y agresiones en las campañas, esa nueva ley hoy se está convirtiendo en una pesada losa que terminará por cancelar también la democracia.

Decía Efraín González Luna, ideólogo y fundador del PAN, que “es peor el bien mal hecho, que el mal a secas” y IFE esta sobrepasándose en su afán de regularlo todo, hasta la libertad de expresión. Convendría recordarle que su función primordial es ser árbitro de las contiendas electorales, y no rector de “las buenas conciencias” y a los medios de comunicación, recordarles su papel de generadores de información y la enorme trascendencia que esto tiene en la vida política, social y económica del país.

Francisco Ortiz Bello
fcortizb@gmail.com
Ciudad Juárez, Chihuahua, Enero 17 del 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s