Reelección ¿Varita mágica?


Noviembre 12, del 2011

Mucho se ha dicho de la reelección en los últimos días. Bueno y malo. Sobre todo a partir de que los legisladores priistas la “bajaron”, como figura jurídica, de la Reforma Política (o lo que quedó de ella) que recientemente se aprobó en San Lázaro. ¿Qué es la reelección?

Recientemente se realizó en esta ciudad la Conferencia Internacional Gobernanza, Libertad y Democracia Local, durante dos días consecutivos alcaldes, investigadores, académicos, ex alcaldes y legisladores de diversos países de Latinoamérica, hablaron sobre la mejores formas de los gobiernos en las comunidades locales y el impacto que estos tienen en el desarrollo de los países.

En este evento tuve la oportunidad de ser parte del staff organizador y conocer, un poco más de cerca, todos los detalles que envolvieron esta conferencia que, para mi gusto personal, fue de clase mundial y de una importancia relevante en el contexto nacional.

Dirigida a alcaldes, funcionarios y legisladores interesados en el desarrollo de las comunidades locales, la Conferencia Internacional de Gobernanza abordó la problemática de las comunidades locales (municipios) desde tres perspectivas: libertad administrativa, libertad política y libertad fiscal o financiera.

Lo primero que quedó de manifiesto, y en lo que coincidieron la mayoría de los ponentes, es que la comunidad local, el municipio, es la célula básica de cualquier sistema político. Es la primera autoridad de contacto con la gente.

En este sentido, el liderazgo –o la falta de este- de quienes gobiernan las comunidades locales, resulta de vital trascendencia para su adecuado desarrollo. Nadie conoce mejor los problemas de la cada que los que viven en ella, por eso sólo quienes tienen un probado arraigo a su comunidad, son capaces de interpretar adecuadamente, los problemas de esta y la manera de encontrarles solución.

Así, por ejemplo, el Alcalde de Nuñoa, Chile Pedro Sabat Pietracaprina, aseguró que Ciudad Juárez es una ciudad decadente, precisamente por esa falta de liderazgo. Como lo consignó El Diario puntualmente, Sabat Pietracaprina dijo que “¿Para qué elegir alcaldes? No tienen autoridad y ahora hasta los matan?”. Hizo una crítica dura y descarnada del sistema político mexicano, por la falta de visión política de futuro, al cerrarse a la oportunidad de la democracia con el concepto de reelección.

Sabat, ha sido reelecto varias veces, lleva poco más de 20 años como alcalde de su pueblo y aseguró que el año próximo jugará nuevamente para quedar otros cuatro años más en el poder, “la gente me quiere, que le vamos a hacer”, agregó.

Entre los conceptos que abordó durante su ponencia, señaló que los servidores públicos deben aprender a resolver los problemas de la gente. “Administrar los problemas es fácil, resolverlos es el reto”, sentenció.
Y dijo que para poder resolverlos, un alcalde debe tener, libertad política, autonomía financiera y libertad administrativa. Sin esas herramientas no sirve para nada. Recalcó que se debe tener un plan de desarrollo permanente pero con innovaciones. Y remató diciendo que es una ridiculez y una burla para la ciudadanía tener alcaldes de sólo tres años pues en ese lapso no se pueden resolver los problemas.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, le cuestionaron sobre la posibilidad de que Juárez se acercara un poco más al modelo chileno en cosas de gobernanza, a lo que respondió con sarcasmo… “A mí me cuesta trabajo enamorar a una mujer sucia… las ciudades son como las mujeres… y esta ciudad lo dice todo…” y luego dijo jocoso… “Qué bueno que se acaba de ir el alcalde de Juárez y no me escuchó”.

Para Sabat, nuestra ciudad es una comunidad decadente, sucia, fea, desordenada. Duras palabras que pueden molestar mucho, pero que son absolutamente ciertas. Y lo es, dijo, porque no ha tenido los liderazgos suficientes que la saquen de ese estatus.

Podemos no estar de acuerdo con lo que dijo este extranjero, con acento marcadamente chileno, sobre nuestra ciudad y la forma en que la ve, lo cierto es que algo tendrán de razón las palabras de un hombre que ha sido electo varias veces como alcalde de su ciudad, y que dice estar convencido de que los Alcaldes deben resolver la problemática de sus ciudades. Un hombre que, en cada elección que ha ganado, ha venido incrementado el porcentaje de votos, habiendo ganado su primera elección con un 39 por ciento del electorado, y en la más reciente obtuvo el 62 por ciento de los votos, lo que el mismo traduce en una evaluación positiva de su gestión en cada votación.

Ese es el quid del asunto. Por lo menos Sabat no ve cada elección como una nueva campaña política, sino como una evaluación, un examen, en la que presenta a la ciudadanía los resultados de su trabajo y es la sociedad la que dice si lo ha hecho bien o mal. El resultado de cada evaluación (o proceso electoral) es evidente para Sabat Pietracaprina, ha sido alcalde de su ciudad por los últimos 20 años, y está muy seguro de lo que seguirá siendo por muchos más.

Lo destacable es que su seguridad, su absoluta certeza, no nace del control partidista, ni de la movilización territorial durante el proceso electoral, no. Su seguridad nace del vinculo estrecho que mantiene con la sociedad, a través de la solución de sus problemas.

Pedro Sabat nos dijo, a los comensales que tuvimos la oportunidad de compartir su mesa, durante la comida del primer día: “No importa si el partido me nomina o no, yo igual voy y tengo la fuerza para ganar la reelección”. es decir, la figura de la reelección y las candidaturas independientes o ciudadanas, por lo menos en el modelo chileno, funcionan a la perfección a favor de los ciudadanos, del pueblo, de la gente.

Durante esa misma comida, el alcalde chileno se enfrascó en un interesante y aleccionador debate con un funcionario de la Asociación Mexicana de Alcaldes (AMAAD), sobre la reelección. Ante la vehemencia, y contundencia, de los argumentos del edil andino el funcionario justificaba la renuencia de la mayoría de los mexicanos (según él), porque el tema de la reelección estaba estrechamente ligado a un “trauma” o tabú de 1 millón de muertes que costó, según sus argumentos, quitar del poder a un presidente de México que se reeligió por 30 años.

El directivo de la AMAAD, hizo una larga y detallada crónica de la historia de México, su revolución y los pormenores del derrocamiento y exilio de Porfirio Díaz, a lo que el alcalde Sabat, después de escucharlo con atención le respondió: “Y bueno… sí, conozco la historia de México, ¿y? ¿Cuándo superarán el trauma? ¿Y por qué es un tema tabú? El mundo ha cambiado algo en los últimos años, México también debería cambiar y qué no”

Ante esta respuesta de Pedro Sabat muy corta, pero contundente, se hizo un pesado silencio que duró por algunos instantes en la mesa, el mismo funcionario de la AMAAD no atinaba qué responder. Las palabras del chileno resonaban en todos los que las escuchamos. “¿Cuándo superarán el trauma?”

No recuerdo bien quién entró al quite, para rescatar la charla, con algún comentario irrelevante sobre el clima, pero eso ya fue lo de menos, fue evidente que la respuesta del invitado chileno había dejado sin argumentos al defensor de la no reelección.

Sin duda alguna que las presentaciones y exposiciones que hicieron los demás ponentes, fueron de un excelente nivel. La investigadora, académica, escritora y periodista Denise Dresser simplemente encantó a la audiencia, como era de esperarse.

Llegó con la espada desenvainada y repartió, desde el inicio de su alocución, críticas a diestra y siniestra, igual para partidos políticos que para televisoras, legisladores y hasta la propia ciudadanía. Para todos tuvo.
Inició su discurso diciendo: “”Los partidos en México son cárteles de la política. Conforman una partidocracia que es más una cleptocracia con todo lo que se roban. Es un perro verde con pulgas como los sindicatos abusivos, oligarcas privilegiados y grupos fácticos chantajistas.” ¿Así o más claro?

“Los partidos arropan a la elites, pero no a la gente, la oligarquía y el narcotráfico compran al político de hoy. Son un manojo de políticos sucios.” Fue otra de las duras observaciones de Dresser.
Y luego, arremetió contra Televisa, “… Es la metralleta electrónica que protege el ‘modelo bombón’, ‘al copete electrónico’… Necesitamos que la sociedad mande inequívocas señales de cambio.” La audiencia se le entregó a Denise con un ensordecedor aplauso.

Presentaciones de gran valía como la del Director Ejecutivo del Instituto para la Seguridad y la Democracia (INSYDE), el Doctor Ernesto López Portillo, quien señaló que en el tema de la seguridad y ante las condiciones actuales que no sólo padece el país, sino que además refleja, México vive una tragedia humanitaria que, aunque para algunos es una connotación severa, es innegable el sufrimiento por el cual muchas familias mexicanas han enfrentado por el problema de la inseguridad.

O la del ex alcalde de Asunción, Paraguay, Enrique Riera Escudero, quien destacó que el fenómeno de la violencia tiene múltiples causas y que, si bien no hay estrategias o recetas infalibles, no es posible encasillarlo en una sola ni aplicar soluciones iguales a problemáticas diferentes.

Sorprendió gratamente la presentación que hizo la Alcaldesa de Aguascalientes Lorena Martínez Rodríguez, en su intervención dentro del panel Seguridad y Justicia, aseguró que un alcalde no puede tener éxito si tiene un fracaso en materia de seguridad al tiempo que urgió a todos los niveles de gobierno cambiar el rumbo en el combate al crimen organizado.

“Estamos conscientes que el tema de seguridad es un asunto multicausal: tienen que ver con la desintegración de las familias, la educación y una serie de fenómenos, por lo que se requiere de una nueva visión y políticas públicas de prevención de la violencia en México” dijo la alcaldesa priista.

La primera y más importante obligación de un Estado es la seguridad, aseguró Enrique Riera Escudero, ex alcalde de Asunción, Paraguay otro de los ponentes de la Conferencia Internacional sobre Gobernanza Local.

Otro de los ponentes de talla internacional fue el Gral. Francisco Moncayo Gallegos, Asambleísta de Ecuador quien señaló que es necesario que los gobiernos municipales tengan más facultades para hacer frente a la problemática local.

Mucha información de gran valía que habrá que procesar adecuadamente, y de la que se pueden deducir varias conclusiones: Primera. México ha cambiado, no es el mismo país de hace 100 años, por lo tanto debe adecuar su sistema político a la realidad actual.

Segunda. Quizá la reelección no sea la panacea a todos los males del país, pero es un primer paso necesario para caminar en el rumbo adecuado.

Y tercera. Es urgente transitar en México de la democracia representativa (sólo votar en las elecciones) a la democracia participativa (tomar decisiones y supervisar la gestión de gobierno), aunque a los partidos políticos no les guste.

Los mexicanos estamos obligados a cuidar de nuestro país y de nuestro futuro, que es el futuro de nuestros hijos y nietos, pero eso no se logra desde la comodidad de la indiferencia y apatía. Si la sociedad quiere cambios, debe empujarlos. Los políticos y sus partidos no lo van a hacer nunca.

Francisco Ortíz Bello
fcortizb@gmail.com
Ciudad Juárez, Chihuahua, Noviembre 12 del 2011.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s